Imágenes del mundo a través de mi lente

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono

SABORES DE ISLANDIA

Si esperas que hable sólo de pescado pues hay sorpresa en esta historia, porque Islandia tiene mucha variedad gastronómica y alguna que otra curiosidad que te dejará impresionado. He aquí mis recomendaciones y te sugiero echar un vistazo en mi cuenta de TripAdvisors donde podrás explorar un poco más en los lugares que he ido visitando y dejar tu opinión también.

 

DESAYUNOS VIKINGOS: Hafragrautur delicioso plato de avena sin azúcar que podrás tomar con frutos rojos y frutas frescas en el restaurante más viejo de la ciudad el situado en el puerto antiguo conocido por el nombre de Kaffivagninnun. Si no eres de desayunos contundentes no elijas esta opción porque las raciones son bastante grandes. Si lo tuyo no es la avena, tienes platos de sándwich con salmón, desayunos americanos y unos mixtos como el de la foto.

 

 

ELLOS SI SABEN A MAR: Aquí es variado y fresco. EL hákarl , es un tiburón que se deja fermentar y secar durante meses. Lo que puede resultar más molesto de este pez es su olor, que realmente es desagradable y al parecer se come al aire libre por este mismo motivo. Aun así, no me quedé sin probarlo y me gustó. Y la ballena es otro plato recomendado para probar por primera vez. El sabor y textura en boca son distintos a los que habitualmente comemos pero es delicioso, acompañada de una salsa agridulce que le viene como anillo al dedo. Los precios mejor no los compares al euro porque te infartarás aunque cuando los pruebas te olvidas de lo que cuesta y comes a gusto. Te recomiendo dos lugares para este tipo de comidas: el primero el mercado Kolaportið, es un mercado tradicional con puestos de ropa y artesanías hechas a base de sedimentos de lava y un apartado dedicado a comida donde se puede conocer y degustar productos de origen Islandeses, como el pescado. Y como segunda opción esta este restaurante Sægreifinn en el que te ofrecen varios "pinchos" de pescado como el salmón y luego el plato estrella, la ballena. Aquí por 20€ tienes para comer bien y de calidad

 

COSAS QUE ENCOGEN LA ROPA: para mi sorpresa su repostería es exquisita. Son de muchas tartas y chocolate. Grandes trozos como para familias numerosas, porque compartir en alguna ocasión me fue complicado y eso que eramos dos. La imagen del medio es uno de los yogures que más comen en Reikiavik y tiene un sabor como a queso fresco con frutas. Es raro, pero esta bueno.

 

 

A MAFALDA LE ENCANTARÍA: entre tanto cambio de clima improvisado y unos inviernos larguísimos, una de sus platos fuertes son las sopas por excelencia. Aquí pude probar tres que son igual de potentes en sabor y texturas. A la izquierda está una sopa de carne muy típica, y la mejor (o por lo menos eso dicen los locales) está en el restaurante de la cascada Gullfoss. La del medio es una sopa de langostino del restaurante Saegreifinn que es delito no probar si pasas por este lugar. A la derecha es una sopa de pescado con verduras de un restaurante en el centro de Reikiavick donde toda la carta se basa en el pescado, esto complica un poco el momento de elección, en mi caso porque lo quería probar todo, pero le elección fue buena y me encantó. 

 

 

 

LOS FAMOSOS HOT DOGS: me sorprendió mucho que le tuvieran tanta tradición a unos perritos calientes en esta ciudad. Tras la segunda guerra mundial permaneció dentro de las tradiciones y raíces gastronómicas. Se habla mucho de un lugar llamado Bæjarins Beztu para degustar el mejor perrito caliente, de hecho ganó en el 2006 lo que se diría el Oscar por ser el mejor perrito caliente de Europa elegido por el periódico The Guardian. No obstante tengo que confesar que sin haber probado el de este lugar tan recomendado por muchos blogguers, yo lo degusté en una gasolinera, afirmo que está magnifico. Lo acompañan con una cama de ensalada de patata y luego sobre ella colocan la salchicha y una salsa riquísimaDelicioso aunque ya estoy deseando volver para acercarme a Bæjarins Beztu y hacer comparaciones odiosas, jajaja, en plan humor. 

 

 

DE LA BOTELLA AL VASO: Siempre que iba a un lugar a comer, las cervezas eran las protagonistas en la lista de opciones para tomar algo y no es de extrañar sabiendo que son unos expertos en destilación y creación de distintos tipos de cervezas, el número exacto ya ni lo recuerdo, pero son unas cuantas. Y teniendo en cuenta la densidad de población del país en general, diría que tienen un buen abastecimiento. Te recomiendo que pruebes diferentes y te dejes impresionar.

 

Otra bebida típica es el svarti daudi, un licor tradicional del país muy parecido al vodka para que nos entendamos, que suelen tomarlo para acompañar con el hákarl, el tiburón del que más arriba les hablé. Esto es para disminuir un poco el sabor que tiene este pescado.

 

AL MÁS PURO ESTILO MICHELIN:  Si bien es cierto que la comida no es barata, merece mucho la pena darse un buen homenaje  y sentarte en un restaurante como el Old Iceland Restaurant y comer un menú cerrado como este, en el que cuidan con mucho mimo el producto de elevada calidad junto con una atención de 10. Un menú como este se basa en un entrante, un segundo y postre. Tres tipos de vinos y un porto para finalizar. El precio aproximado a la conversión del día que yo estuve fue de unos 60€. Se que no es barato pero merece la pena y lo vale. 

 

MADE IN ISLAND: y cierro este pequeño post gastronómico con una de las cosas (entre muchas otras) que alabo de Islandia. Aquí no existe ninguna cadena de hamburguesas que hoy en día conocemos como, Mcdonals o Burger King. Hace unos pocos años atrás hubo una de estas franquicias en la ciudad, pero al no cumplir con ciertas normas de calidad que el gobierno indicaba decidieron que lo mejor era que se marcharan y les obligaron a irse. Y como sustituto tienes muy cerca de la calle Miklabraut esta hamburguesería de los más original. Dentro tiene la apariencia de una hamburguesería más pero te encuentras que surten de chucherías varias como si fuera aquello un mostrador de cine. Entorno a 15 Euros puede costar un menú con bebidas y patatas y el sabor es muy diferente a lo que estamos habituados en este tipo de servicios de comida rápida.  

 

 

 

 


Y hasta aquí esta pequeña introducción al mundo gastronómico de Islandia que deseo hayas disfrutado tanto como yo.

 

 

Como decía Napoleón: El que parte y comparte se lleva su Bonaparte"

Cantinflas

 

Share on Facebook
Please reload