Imágenes del mundo a través de mi lente

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono

A Suiza dentro del Bernina Express

Imagina cruzar Europa de norte a Sur y hacerlo en un tren panorámico con vistas a las montañas más increíbles por su tamaño, belleza y extensión. ¿Lo visualizas? Pues bien, esto es lo que ofrece el recorrido del tren Bernina Express desde Tirano hasta St. Moritz. Te invito a que dejes volar tu imaginación y te escabullas un fin de semana a Milán para realizar este plan completamente diferente que te hará disfrutar de una experiencia maravillosa, llena de hermosas vistas con un entorno natural que te acobija desde el minuto cero en que empiezas el recorrido.

 

La ruta comienza en Milán con dirección a Tirano, una pequeña localidad de la provincia de Sondrio, región de Lombardía.  Esta provincia alberga tierras cubiertas de viñedos dedicados a la producción mayormente de vino espumoso. Aquí escucharas hablar mucho de los vinos de Valtellina.

 

Una vez que haces la primera parada del viaje en Tirano, te sugiero que no te vayas sin antes degustar una de las ofertas gastronómicas más conocidas en la región de la Valtellina que son los Pizzocheri, una pasta de trigo sarraceno acompañada de vegetales y queso parmesano que está increíblemente deliciosa. Luego, tenemos la Bresaola de la Valtellina, una carne de vaca cruda, salada y curada.  Su preparación lleva semanas y termina teniendo un gusto muy auténtico y diferente si lo comparamos con el carpaccio.

 

Después de este abre bocas tan apetecible - que me ha abierto el apetito hasta a mí -  nos vamos a la entrada del tren. Yo hice la ruta con la agencia CIVITATIS que tienen una muy buena planificación de actividades que me facilitan la vida cuando el tiempo y el traslado me lo impiden. En mi caso, porque no conduzco y, por otro lado, para ahorrar tiempo ya que el traslado desde Milán en transporte público no era tan fácil de encajar (buses y trenes) en horarios para poder estar a las 14 horas en la estación de Tirano.

 

El tren cuenta con dos tipos de vagones panorámicos que varían en función del precio. Yo estuve en el de 2º clase y las ventanas te permiten ver con amplitud todo el paisaje a derecha e izquierda, por lo que no está nada mal. Y si piensas por un momento que en invierno es una mala opción para subir, yo te aseguro que no pasas ni pizca de frío y querrás ir con la ventana abajo durante todo el recorrido.

 

La mayoría del viaje estuve de pie y el aire me parecía más liviano y puro, la brisa es como una bofetada de vida que te mantiene espabilado todo el viaje. Los árboles y las montañas tienen vitalidad y energía que te atrapa como un imán, los lagos congelados no eran un problema, al contrario, se prestaba para hacer deportes de invierno como el snowkite. Al principio del trayecto observé pequeñas agrupaciones de casas a lo lejos que con sus medias luces parecían sacados de cuentos de hadas. Seguro algún que otro suspiro de pura emoción se te escapa al igual que a mi.

 

Una vez que llegas a St.Moritz el paisaje cambia. Te recibirá una pequeña civilización rodeada de bosques y un lago. Este lugar acoge al turismo de lujo en todo su significado. Se abrirá ante ti una gran variedad de tiendas con las mejores firmas del mundo de la moda, bisutería, relojería, entre otras. También podrás probar uno de los mejores chocolates del mundo, aunque me reservo este apartado porque no lo comparto, pero oye, cada cual tiene sus preferencias. Es un lugar muy privilegiado para esquiar a todos los niveles y se ve a simple vista que la ciudad está muy volcada con este tipo de actividades de invierno, donde lo que abunda son escuelas y tiendas de material de esquiar por doquier. Eso te proporciona seguridad y un nivel de calidad alto en el servicio.

 

A continuación, te facilitaré información de interés y apuntaré algunas sugerencias sobre el viaje, que te ayudarán a planificar esta gran escapada:

 

  1. Pilla un vuelo a Milán en temporada baja de viernes a domingo. Verás que por 30-40€ es posible.

  2. Puedes ir por tu cuenta y madrugar es un imprescindible en esta excursión. Desde Milán a Tirano existe un tren que dura 2h 32min. El precio del billete es de 11.50€ 1ª clase o 2ª clase por 17.50€. Te deja en la misma estación donde parte el Bernina Express. 

  3. Subirás hasta 2253 metros de altura, el punto más alto del recorrido.

  4. El tren funciona desde 1910. Tiene 122 Km hasta St. Moritz y está en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

  5. Es una línea regular con 22 subidas y bajadas diarias.

  6. Su velocidad es de 60 km/h y tiene tracción sin cable

  7. Recomiendo comer y comprar los souvenirs en Tirano ya que es más barato que en Suiza, obviamente.

 

Para hacer más fácil tu plan de viaje, aquí tienes estas webs de consulta para horarios y precios que puedes adquirir directamente en internet.

 

Ticket Bernina Express                       Trenes Milán – Tirano                               Información adicional

 

 

 

 

 

"Algo malo debe tener el trabajo, o los ricos ya lo habrían acaparado"

Cantinflas

Share on Facebook
Please reload