Imágenes del mundo a través de mi lente

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanca Facebook Icono

ISLAS CIES: Una joya del Atlántico!

 

 Un verano de 2016 inolvidable!! Así lo recuerdo.

 

Cuando busco sitios para mis vacaciones, intento salirme de lo tradicional y evitar destinos turísticos, masificados y también, que sean un poco económicos ya que en temporada alta suelen dispararse los precios, a veces más del doble de lo normal, pero ya lo sabemos todos, no es nada nuevo.

 

Un mes antes, cuando buscaba por internet qué hacer en Agosto, me encontré con las Islas Cíes, un paraíso natural. La idea de hacer camping me encanta y casi que lo prefiero antes que irme a un hotel. Al inicio, el plan era ir sola, no tengo muchos conocidos o "amigos" que les guste este tipo de actividad + improvisación, así que dije: You can do it!.  Peeeero, hay veces que los planes cambian, cobran vida propia y suceden cosas. Aquí es cuando les cuento que una reunión en casa con personas desconocidas, fue suficiente para que dos compañeras se sumaran al plan, y realmente lo pasamos genial.

 

Tenía el camping reservado, sólo bastó una llamada por teléfono para modificar el número de personas y ya está. Lo único que me supuso un gasto extra fue comprar la tienda de campaña para tres, todo lo demás fue como la seda. Cada una planeo cómo llegar hasta Vigo. Yo aproveché el viaje para visitar a un gran amigo de la infancia junto a su madre. Esos reencuentros son nutritivos para el alma. Juntos disfrutamos de la feria que había en la ciudad y del Pulpo a Feira con su respectivo Ribeira. Muy riquiño todo!

 

Cuando ya alcanzamos reunirnos en Vigo las tres chicas que nos íbamos a la Isla, nos fuimos a dormir a una casa señorial y típica Gallega, conocida por esos lares como "Pazo". Una casa solariega con enormes jardines, mucha cultura y arte por doquier es lo que la rodea. Por un momento me parecía estar dentro de una película. Aquello era fantástico!. Solo puedo dar las gracias por tanta amabilidad y cariño en nuestro paso por esta casa familiar.

 

Hicimos una pequeña visita a la ciudad de Pontevedra. Aquí hay un dicho muy famoso que tal vez hayan escuchado antes:"Pontevedra dá de beber a quen pasa"  que expresa la esencia de su hospitalidad. Esta ciudad alberga en ella un importante legado cultural y arquitectónico digno de conocer. En verano es típico encontrarte con alguna celebración o fiesta a plena calle, como nos paso a nosotras, que en cada plaza había una banda musical que animaba el paso de todos los visitantes y no pudimos resistir y nos sumamos a formar parte de la celebración y disfrutar de esta gran ciudad. Si quieres conocer un poco más, te sugiero que visites la web oficial de la Xunta de Galicia.

 

Dejamos de hablar de fiestas y retomamos nuestro viaje a las Islas. Al día siguiente de nuestra visita en Pontevedra, compramos los billetes en el puerto sin mayor problema, ya que teníamos la reserva del camping confirmada. 

 

Al llegar a la isla, me quedé paralizada con todo lo que veía. Estaba rodeada de aguas cristalinas y de arena fina y blanca. Su mayor atractivo era estar alrededor de una especie de árbol, no sé si son pinos exactamente, (los expertos que comenten); pero era precioso. Tenia la impresión de que todo estaba en el lugar que debía estar.

 

Para llegar a la zona del camping, hay que caminar un poco y pasar un puente que, con marea alta, es complicado y a veces peligroso de pasar, pero en esta ocasión no teníamos nada que temer, habíamos llegado pronto y la marea estaba baja.

 

Montamos nuestra tienda, vaciamos nuestras mochilas, inspeccionamos un poco la zona y nos fuimos directas a la playa.  Creo que esto es lo que hacemos la gran mayoría de las chicas cuando vamos a la playa, terminamos padeciendo el síndrome de la "Lagartija". Ustedes entenderán a que me refiero, no hace falta explicarlo todo.

 

Los días venideros no fueron diferentes. Era una suma perfecta de playa + descanso. Nos hizo un tiempazo de lujo. Un día lo dedicamos a pasear por la montaña y hacer una de las tantas rutas de senderismo que tiene la isla. Si eres amante de las fotos naturales, contemplar un atardecer idílico y tener vistas panorámicas al completo, ésta es la manera de conseguirlas.

 

Difícilmente es un lugar que se olvida. Se te queda grabado en la vista y el corazón, sin más. Me llevo un buen sabor de boca de la experiencia y sin duda repetiría de nuevo. Lo que más me gusta es que quienes disfrutan del día o de una estancia prolongada en la isla, están concienciados y respetan el medio ambiente y todo lo que les rodea. Este es el tipo de turistas que debemos fomentar y el tipo de turismo que debemos evitar que se explote desmesuradamente. Esperemos que la Unesco se decida pronto e incluya al conjunto de las islas dentro del Patrimonio de la Humanidad, después de la solicitud que se ha llevado a cabo este mismo año desde la Junta de Galicia para incluirlas.

 

 ¿Qué necesito saber del Camping Islas Cíes?

 

  • Tienen una cafetería/restaurante con menús muy baratos y riquísimos.

  • Tienen baños de chicos y chicas. Las duchas van con monedas y con 1€ tienes de sobra para ducharte.

  • Hay un bar abierto hasta la una de la mañana si no recuerdo mal, para pasar un rato agradable contemplando las estrellas y compartiendo con la gente del lugar.

  • Tienes posibilidad de hacer kayak y practicar snorkel para ver tortugas.

  • Existen tiendas de alquiler con todas las comodidades que necesitas.

  • Hay un pequeño supermercado con artículos básicos de aseo personal y alimentos al mismo precio que un súper normal de ciudad. Si hubiéramos sabido con antelación esto, no nos habríamos traído medio súper en nuestras mochilas pensando que nos íbamos a un lugar total y absolutamente aislado.

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Please reload